Saltar al contenido

VACUMTERAPIA

La vacumterapia es un procedimiento no invasivo, mecánico mediante aparatología que permite “succionar” la piel y los tejidos que se encuentran debajo de la piel, de manera tal que realiza una situación de masaje de presión negativa, empujando los tejidos y la piel desde el interior al exterior.

Esta técnica se suele utilizar como una alternativa para eliminar la grasa localizada de cualquier parte del cuerpo y como complemento de la técnica de cavitación con los mismos fines.
El efecto lipolítico (reducción de grasa), se ha confirmado mediante microdiálisis en mujeres con celulitis, tras por lo menos 10 sesiones de tratamiento.

Una consideración para tener presente es que cuanta más sesiones, mejores resultados, requiriendo además sesiones posteriores de mantenimiento. La microcirculación y el aspecto grumoso de la superficie cutánea mejora ostensiblemente.

 ¿Cuándo se indica o a quienes está indicado esta técnica?

– Tratamientos anticelulíticos, al actuar sobre la hipertrofia de las células grasas, la fibrosis y la éstasis venolinfática.
– En caso de obesidad y sobre todo en aquellos con cúmulos de grasa localizada.
– En personas, que, tras la secuela del embarazo y el parto, requieren mejorar la figura; para ello se utiliza igualmente la radiofrecuencia y la electroestimulación.
– Para reafirmar los glúteos, igualmente junto a radiofrecuencia y electroestimulación.
– Drenaje linfático, como se ha mencionado líneas arriba.
– Como complemento de la liposucción.
– Otros: tratamiento de relajación muscular y antiestrés.
– Cuando se requiera mejora la calidad de la piel, al tonificar y restaurar la elasticidad de éste.
– En las cicatrices, por su efecto “antifibrótico”.