Saltar al contenido

TRATAMIENTO DE LA PIEL FACIAL / REHIDRATACIÓN FACIAL

Conforme pasa el tiempo y vamos ganando edad, se hace difícil ignorar los signos del envejecimiento y daño producido por los rayos solares, ciertos hábitos adquiridos, etc. Así, observamos pequeñas arrugas alrededor de los ojos o labios, manchas de la edad, flacidez de la piel. Hoy contamos con diferentes medios para atenuar, mejorar los efectos del tiempo en su rostro con procedimientos estéticos No quirúrgicos, que no demandan baja laboral en muchos casos y con nulos efectos secundarios.

Lo que si hay que enfatizar respecto a estos procedimientos: su popularidad está aumentando.

Tratamiento contra las arrugas: De la frente, patas de gallo; contamos con las inyecciones de toxina botulínica (botox), en mínimas dosis relaja los músculos faciales responsables de las arrugas. Toma pocos minutos y es muy tolerable.

Peeling Químico: Para la exfoliación de la piel se utilizan soluciones químicas (ácidos) para eliminar las células muertas y envejecidas de las capas externas de la piel. El procedimiento suele durar unos 15-20 minutos y es posible se presente cierto escozor e irritación; a los pocos días notará descamación de la piel, revelando una piel mas suave y “nueva”.

Microdermoabrasión: Procedimiento con efecto mecánico (con pequeños cristales) que logra “lijar” la capa superior de la piel, logrando atenuar el fotodaño, arrugas finas, manchas marrones y cicatrices leves de acné. Generalmente toma días de recuperación.  

Radiofrecuencia: Dispositivo que utiliza la radiofrecuencia para generar energía fototérmica para calentar la piel y hacer que el cuerpo produzca colágeno, el cual es el responsable final de la piel firme, tersa y lozana.

Láser no ablativo: Hoy en día se cuenta con dispositivos específicos y eficaces para tratar diferentes patologías de la cara, cuello, escote y manos. Utilizan mecanismo fototérmico controlado para estimular a la piel en generar colágeno, eliminando cicatrices como secuela de acné, melasma (manchas marrones), lentigo, mejorando el tono y firmeza de la piel. Se realiza bajo anestesia tópica con cremas. La recuperación es variable en días, en función de la intensidad de láser y patología a tratar.

Luz pulsada intensa (IPL): Al igual que los láseres, tienen efecto fototérmico; pulsos cortos de luz y calor destruyen células “dañadas” para empezar a renovar la piel. A diferencia de un láser, La IPL utiliza un amplio espectro de luz que puede tratar diferentes tipos de imperfecciones al mismo tiempo.

Fillers/ Ácido hialurónico. Los rellenos cosméticos son sustancias que suavizan las arrugas y los pliegues aumentando el volumen del tejido que se desea corregir. Los nuevos productos incluyen ácido hialurónico, hidroxiapatita de calcio, ácido poli láctico y en casos específicos la grasa común de su propio organismo. Con estos productos se logra revertir los defectos o falta de volumen en ciertas áreas de la cara, cuello, escote, manos, etc., sin riesgos y con la seguridad que ofrecen estos productos. Ejemplo, para atenuar los surcos entre la mejilla y el labio, las ojeras, entre otros.

Tomando decisiones y consultando con su médico verá que es posible lograr cambios con pequeños procedimientos, que no le van a generar efectos secundarios importantes y con pronta recuperación.