Saltar al contenido

BRUXISMO / BOTOX

El bruxismo es el mal hábito, consciente o inconsciente de apretar los músculos de la masticación de manera sostenida; lo cual condiciona a la aparición de dolor mandibular, ATRICCIÓN DENTAL, reabsorción ósea maxilar y mandibular y proceso de envejecimiento acelerado de la parte inferior de la cara. Además de destrucción de los dientes, dolor de cabeza, “rechinar” de los dientes durante el sueño, etc.

Se han aplicado diferentes modalidades de tratamiento, como, por ejemplo: técnicas conductuales, dispositivos intraorales, medicamentos y estimulación eléctrica contingente, para intentar atenuar el bruxismo, todos con resultados variables de efectividad.

La toxina botulínica es segura y efectiva para el tratamiento de la hipertrofia muscular, el cual mejora la función, la estética y la restauración de la harmonía facial.